CERVEZA

La gama Waterloo se compone de cervezas de alta fermentación elaboradas cuidadosamente en Bélgica con los mejores ingredientes naturales. La Waterloo Triple Blond y la Waterloo Strong Dark son nuestros productos estrella, disponibles todo el año. Nuestras cervezas de temporada como La Waterloo Cuvée Impériale et la Waterloo Récolte completan regularmente el abanico de referencias.

slide-teaser-beer-visu

HISTORIA

La cerveza Waterloo se elabora cuidadosamente en la famosa granja del Mont-Saint-Jean, la cual sirvió de hospital militar a las tropas inglesas en la batalla de Waterloo. Hoy más que nunca, esta cerveza artesanal de gran calidad es símbolo de autenticidad y de valentía. En 1815, durante la famosa batalla, se proporcionó a las tropas aliadas una cerveza de alta fermentación que les dio fuerza y valor para el combate. Dos siglos más tarde, Anthony Martin se congratula de revivir aquel momento histórico reelaborando esta cerveza local de calidad en la granja siguiendo la receta original. Cerveza Waterloo, ¡la cerveza de los valientes!

EL CÁLIZ

El cáliz Waterloo es más que un simple recipiente. Cada ejemplar es único y está hecho a mano por uno de los maestros ceramistas más cualificados de Bélgica. Su taller data de 1828. El cáliz es una auténtica obra de artesanía y simboliza toda la maestría con la que se elabora la cerveza Waterloo.

EXTRAS

En el 2015 se celebran los 200 años de la Batalla de Waterloo. Para celebrar este aniversario excepcional, la cerveza Waterloo prepara una multitud de emocionantes proyectos. Entre ellos, la realización de un cómic y de un libro de recetas.

LA MICROCERVECERÍA DE WATERLOO

“La modernidad al servicio de la tradición”. Esta cita encaja perfectamente con esta nueva cervecería. La mayoría de los productos de la gama Waterloo se elaboran directamente en la histórica granja de Mont-Saint-Jean, respetando al máximo la tradición artesanal.

PUNTOS DE VENTA

La gama Waterloo está disponible en numerosos puntos de venta tanto en Bélgica como en el extranjero. La cerveza de los valientes se degusta en todas partes y de muchas maneras posibles: en barril en el bar o en botella en casa. Si el Duque de Wellington hubiera conocido los avances de Internet, seguramente habría pedido por la red su brebaje para recibir el pedido directamente en el campo de batalla.